Historias de un@ interin@

Comenzamos una serie de historias. La idea es pasar de ser un número, a una persona con una historia. Cuenta la tuya, la subiremos a la red. Ya nos están llegando las primeras, quizás hay gente que no sepa que existes.

Historia de interinidad.
Más de 24 meses en un periodo de 3 años es fraude de ley: estabilidad.
Título 2: todo vale en la docencia ¿o no?

Me destinan a una escuela rural, toca sustituir al tutor, que en este caso al ser un centro con 17alumnos (de diferentes niveles de infantil a primaria) cumple las funciones de tutor, secretario y director…
todo ello por un módico precio, ya que cobras como docente.
(obviamente para sacar todo ese trabajo debes de ir tres o cuatro tardes además de tu jornada)

Historia de interinidad.
Más de 24 meses en un periodo de 3 años es fraude de ley: estabilidad.

Titulo 0: El anillo de Giles.

Como educadora siempre me ha llamado la atención las historias, no sólo por el aprendizaje que se puede sacar de ellas, sino también, porque ayudan a entender el mundo. El anillo de Giles es una de ellas. Se trata de la historia de un pastor que se encuentra un anillo de oro, se lo pone y descubre que el anillo es mágico, le hace invisible y el pastor que era bueno y bondadoso, al verse invisible, se convierte en un ser extremadamente malicioso.

Platón con esta historia, nos enseña el poder de la invisibilidad. Parece, según cuenta, que el ser humano “hace el bien” hasta que puede “hacer el mal” cuando se siente protegido por la invisibilidad, accediendo a cosas que no son suyas, hasta corromperse irremediablemente.

Quién sabe si es eso lo que pasa, muchos pastores que han descubierto anillos de oro. Quizás por ello, se me ocurre que ahora es más importante que nunca, hacer visible lo evidente, desafiando el mal uso del anillo.